Abogado.Consultor en Planeamiento Estratégico y Diseño de Proyectos Sociales. Presidente del Centro Internacional de la Democracia CID.www.cid21.com.ar. Lima-Perú

lunes, 21 de noviembre de 2011

TECNÓLOGO MÉDICO DEFIENDE TU LEY Y TU PROFESIÓN: PROYECTO DE LEY 62/2011-CR PRETENDE MODIFICAR LEY DEL TRABAJO DEL TECNÓLOGO MÉDICO

clip_image002

Nos ha causado preocupación al tomar conocimiento de la existencia del proyecto de Ley Nº62-2011-CR presentado el día 18 de Agosto del 2011 suscrito por los miembros del Grupo Alianza Parlamentaria y otros congresistas, mediante esta iniciativa se pretende modificar la segunda disposición transitoria, complementaria y final de la Ley Nº28456 Ley del Trabajo del Tecnólogo Médico modificada por el artículo 1 de la Ley Nº29052.

El texto del proyecto es el siguiente:

“Artículo 1.- Modificación de la Segunda Disposición Transitoria, Complementaria y Final de la Ley Nº28456.

Modificase la segunda disposición transitoria complementaria y final de la Ley Nº28456, modificada por el artículo 1º de la Ley Nº29052 en los siguientes términos:

“SEGUNDA.- De los Tecnólogos egresados de Institutos Superiores y Escuelas Profesionales.

Los Tecnólogos Médicos egresados de Institutos Superiores y Escuelas Profesionales, que ostentan grado académico y título profesional reconocido por una universidad peruana, quedan comprendidos en la presente Ley y pueden incorporarse al Colegio Tecnólogo Médico del Perú”.

El texto de la Ley que se pretende modificar es el siguiente:

“SEGUNDA.- De los Tecnólogos egresados de Institutos Superiores y Escuelas Profesionales.

Los Tecnólogos Médicos egresados de Institutos Superiores y Escuelas Profesionales, que a la fecha ostentan grado académico y título profesional reconocido por una universidad peruana, quedan comprendidos en la presente Ley y pueden incorporarse al Colegio Tecnólogo Médico del Perú”.

Es decir, se pretende suprimir la frase:

“que a la fecha ostentan”.

Esta supresión encierra ciertos peligros y crea un estado de incertidumbre que afectaría en el futuro a la profesión de Tecnología Médica, como lo veremos posteriormente.

¿Cuál es el problema?

Según la exposición de Motivos del Proyecto de Ley Nº62/2011-CR, esta iniciativa legal obedece a la acción de cierto grupo de Tecnólogos Médicos provenientes de la Universidad Federico Villarreal, quienes luego de largos años de litigio con la Universidad, obtuvieron la Resolución Rectoral Nº33-2006 de fecha 27 de Noviembre del 2006 que autorizó el otorgamiento y reconocimiento académico correspondiente a los licenciados egresados de la Escuela Superior del IPSS que realizaron estudios complementarios en la Facultad de tecnología de dicha casa de estudios.

Sin embargo, al recurrir al Colegio Tecnólogo Médico para solicitar su incorporación y colegiatura fueron prácticamente burlados por ciertas autoridades de dicho gremio, quienes luego de obligarlos a pagar ciertos derechos de trámite y compelirlos a llevar un curso taller de “Ética, Bio Ética, Investigación y Gestión en Tecnología Médica” les manifestaron posteriormente (luego de recibir el dinero por dichos conceptos y clausurado el curso) que no se encontraban dentro de los alcances de la Ley Nº29052, o sea, les hicieron perder dinero y tiempo.

La rémora de las autoridades universitarias y posteriormente, la falta de sinceridad y transparencia de las autoridades de aquel entonces del Colegio Tecnólogo Médico están provocando esta peligrosa iniciativa legal. Este es el problema que afecta a un pequeño grupo social y que no ha sido resuelto de manera eficiente, honesta, ética y legalmente y cuya solución no es la adecuada.

Análisis del proyecto.

La supresión de la frase “que a la fecha ostentan” configura un cambio radical que afecta a la normatividad que regula la Ley del Trabajo del Tecnólogo Médico (Ley Nº28456), y a la naturaleza misma de la profesión de Tecnología Médica; recurriendo al símil contenido en la célebre frase del jurista alemán JuliusVon Kirchman “tres palabras rectificadoras del legislador y bibliotecas enteras se van a la basura” ([1]), podría decirse que el actual legislador estaría mandando a un destino inapropiado a la profesión de los Tecnólogos Médicos .

La supresión propuesta por el actual legislador encierra ciertos peligros y crea un estado de incertidumbre que afectará al futuro a la profesión de Tecnología Médica, dado que:

1.- La modificatoria contenida en el Proyecto de Ley Nº062/2011-CR desnaturaliza el carácter esencial de las normas de derecho transitorio. En efecto, las normas de derecho transitorio son temporales y resuelven el problema del tránsito de la vieja legislación a la nueva, es decir, de la ley derogada a la ley vigente. “Es éste el problema –precisan Diez Picazo y Antonio Gullón- que tratan de resolver las llamadas normas de transición o normas de Derecho transitorio, que son normas de carácter formal, en cuanto que no regulan ellas mismas, de una manera directa, la realidad jurídica, sino que son normas de colisión que tratan de resolver los conflictos inter-temporales. Son, por consiguiente, normas de remisión a otras normas. Esto es, normas indicativas de las normas que deben ser aplicables” ([2]).

En el caso de la Ley del Trabajo del Tecnólogo Médico Ley Nº28456 se estableció excepcionalmente una solución especial con plazo fijo para un grupo también especial: cientos de Tecnólogos Médicos que carecían de colegiatura, pero, poseían Título Profesional en el momento de la publicación de la norma; sin embargo, la propuesta contenida en el proyecto tiende a originar el caos y el detrimento de la profesión de Tecnología Médica que es una “profesión universitaria” (Artículo 8 de la Ley Nº28456), pues, como Política Pública el Congreso debería dictar normas que garanticen la integridad de la profesión de Tecnología Médica, empero, no convertir la excepción (egresados de Institutos Superiores) en una regla estable y perenne en el tiempo.

2.- El filosofo vienés Ludwig Wittgenstein sostenía: “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo” ([3]). El cuestionado proyecto no tiene límites. Al suprimir la frase “que a la fecha ostentan” se incurre en una gravísima omisión, el proyecto no establece un dato temporal o referente exacto y preciso que delimite cronológicamente (punto de quiebre) los acontecimientos y la actuación de los destinatarios de la norma, ergo, tal como está redactado el proyecto en cuestión tendría una duración indefinida e indeterminada. No importa ya la fecha del Título Profesional.

2.- De otro lado, el proyecto no define, precisa o circunscribe al grupo de los destinatarios o beneficiarios de la norma, va más allá de los supuestos beneficiarios (que serían pocos los del problema de la Universidad Villarreal), pues tal como está redactado crea una amplia cobertura para que puedan colegiarse en cualquier momento personas que actualmente ostenten un título de estudios superiores y aprovechándose de la norma cursen estudios en algún centro universitario precisamente amparándose en que no existe limitación temporal. Este sería el modus operandi que miles de personas recurrirían en perjuicio de profesionales que realizaron efectivamente estudios universitarios.

Así en el futuro existirán dos tipos de Tecnólogos Médicos:

2.1.- Los provenientes de las Universidades que cursaron estudios por cinco años previo concurso de admisión.

2.2.- Los que accedieron a la Universidad luego de haber cursado estudios en un Instituto Superior.

La solución debió de darse de otra manera como por ejemplo establecer una fecha límite, pero, tal como está redactado el proyecto no procura una solución, sino que, crea un problema: Afectará a la formación profesional de los Tecnólogos Médicos y el Mercado laboral.

Es por ello que instamos a las autoridades honestas y responsables del Colegio Tecnólogo Médico, dirigentes sindicales e institucionales, Tecnólogos Médicos a frenar este despropósito que afecta a la integridad y dignidad de su profesión, idem, de sus puestos de trabajo y sostenimiento.


[1] Vid. Kirchmann, Julius Hermann von, "La jurisprudencia no es ciencia". Trad de Anotnio Truyol y Serra, Madrid, Instituto de Estudios Políticos 1949.

[2] DIEZ PICAZO, Luis y GULLON BALLESTEROS, Antonio. “Sistema de Derecho Civil” Volumen I Editorial Tecnos Cuarta reimpresión Madrid-España 1981 p .133

[3] WITTGENSTEIN, Ludwig. “Diario Filosófico (1914-1916)” Obras Maestras del Pensamiento Contemporáneo Editorial Planeta México 1986 p.86.

Share:

1 comentario:

  1. Hay muchas Universidades que no quieren que realizen estudios complementario por ser de Instituto ?????? cómo se puede hacer en ese caso, si solo tenemos el titulo técnico ??????????????????' Marisol

    ResponderEliminar

Lea las reglas:

Todos los comentarios serán leídos y evaluados previa y posteriormente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
- Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links no necesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links (para ello ve a la página de contacto).
- Ofensan personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.

Consultas en línea

EN LINEA

free counters

Visitantes

Organismos públicos

Featured Posts