Abogado.Consultor en Planeamiento Estratégico y Diseño de Proyectos Sociales. Presidente del Centro Internacional de la Democracia CID.www.cid21.com.ar. Lima-Perú

lunes, 29 de agosto de 2011

LA HUELGA POR LA EDUCACION: CHILE ENTRE SEBASTIAN PIÑERA Y CAMILA VALLEJO




A la protesta iniciada hace algunos meses atrás por los estudiantes chilenos que reclamaban al gobierno de Piñera educación gratuita y de calidad se suman hoy los trabajadores afiliados a la Central Unitaria  de Trabajadores (CUT), el sindicato más grande de este país, los mineros del cobre, la mayor fuerza productiva de este metal en el mundo y los trabajadores del sector estatal. Ahora la lucha es obrero-estudiantil. La voz de Camila Vallejo Dowling, la joven dirigente estudiantil y presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), es una reclamación por la Justicia social que el Gobierno de Piñera no entiende o no quiere oír, sin embargo, la reclamación estudiantil dejó de serlo para ser una reclamación de todos. 

En efecto, la protesta se extendió desde el claustro universitario para llevarse ahora a los sindicatos. A la cruzada de los  estudiantes se unieron profesores, padres de familia y ahora los trabajadores.

Uno de los motivos de las protestas es el endeudamiento de los estudiantes, en especial, los universitarios. A diferencia de otros países, en Chile son las familias las que deben financiar gran parte del coste de la educación, lo que perjudica más a la clase media, que no cuenta con créditos ni becas del Estado y debe acudir al banco para pedir un préstamo. Al terminar sus carreras, los jóvenes se inician en la vida profesional endeudados durante años y los que no finalizan sus estudios deben pagar de igual modo. La Deuda es la deuda, por supuesto, más intereses...


El problema de la educación está ligado a la economía. José Carlos Mariátegui, el padre del socialismo peruano sostuvo: "No es posible democratizar la enseñanza de un país sin democratizar su economía y sin democratizar, por ende, su superestructura política".

El modelo educativo chileno obedece al modelo económico liberal impuesto desde los tiempos de la dictadura de Pinochet que ha convertido a  la educación en un negocio sumamente lucrativo. Un estudiante de  cualquier universidad estatal, paga una cuota mensual equivalente a 540 euros por carrera. De este monto, 390 euros son para la Universidad y 150 euros para el banco que les otorgó un crédito al 5% de interés. En otras palabras los centros de estudio son sucursales de los bancos y los estudiantes sus principales clientes. Este es el circuito financiero. El modelo educativo chileno cumple el mismo rol del mercader de Venecia, Shylock, el judío usurero creado por   William Shakespeare y los estudiantes chilenos representan al joven Antonio, tendrán que dar una libra de su propia carne para pagar la deuda.

La democracia política chilena convive con un autoritarismo en lo económico y éste domina en el sector educativo. Las universidades estatales chilenas, reciben muy pocas aportaciones del Estado en comparación con otros países, son las más caras de América Latina y sus cuotas triplican las de Italia, cuadruplican las de España, quintuplican las de Bélgica y son 19 veces mayores que las de Francia, según un estudio de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). El esfuerzo de las familias chilenas para pagar los aranceles, considerando los ingresos, "es el más alto de todos los países después de Estados Unidos", señala la OCDE.(FUENTE: http://www.elpais.com/articulo/internacional/invierno/estudiantil/sacude/Chile/elpepiint/20110821elpepiint_10/Tes)

La privatización económica condujo a la privatización de la educación. Así como el modelo económico no fue capaz de desterrar la pobreza, hoy es incapaz de promover la educación universal, igualitaria y democrática. El liberalismo económico promueve el darwinismo social, sobrevivirán los más aptos, es decir, aquellos que tengan suficientes recursos económicos para sustentar su educación; de otro lado, el liberalismo educativo ha conducido a  la mercantilización de la educación, basado en la capacidad de compra y consumo, solo podrán tener educación aquellos que puedan pagar, los demás permanecerán en el analfabetismo. La educación es un derecho humano, pero, el mercado se ha convertido en un obstáculo para su ejercicio.

Un cambio de paradigma que ataca el núcleo del modelo económico. Chile debe ser distinto, este es el lema.

Share:

1 comentario:

Lea las reglas:

Todos los comentarios serán leídos y evaluados previa y posteriormente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
- Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links no necesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links (para ello ve a la página de contacto).
- Ofensan personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.

Consultas en línea

EN LINEA

free counters

Visitantes

Organismos públicos

Featured Posts