jueves, 27 de enero de 2011

La reinvención de los Contratos Administrativos de Servicios (CAS) por el Tribunal Constitucional

Dos sentencias de vital importancia y trascendencia social ha dictado recientemente el Tribunal Constitucional sobre los denominados “Contratos Administrativos de Servicios” conocidos por sus siglas C.A.S.; una modalidad de contratación introducida por el gobierno aprista que pretendía resolver la gran problemática que representaba hasta el mes de Junio del 2008, la situación jurídica de miles de trabajadores que laboraban en la Administración Pública bajo contratos de locación de servicios.

El primer fallo dictado por el Tribunal Constitucional, es el recaído en el Expediente Nº00002-2010-PI/TC, demanda promovida por la Federación Nacional de Trabajadores del Seguro Social del Perú contra el Decreto Legislativo Nº1057 norma que crea el Régimen Especial de Contratación Administrativa de Servicios (CAS). Efectivamente, el 07 de Septiembre del 2010, este órgano de la jurisdicción constitucional dictó su fallo declarando “infundada” la demanda.

Sin embargo, cabe destacar que el Tribunal Constitucional a pesar de desestimar el petitorio ha resuelto haciendo uso de las sentencias “manipulativas” –sin que lo alegue de manera expresa y explicita habida cuenta que, dada la trascendencia social de la cuestión controvertida merecían los justiciables y la comunidad jurídica el desarrollo de la doctrina sobre la tipología de las sentencias constitucionales- una interpretación del Decreto Legislativo Nº1057. En efecto, los contratos suscritos al amparo del Decreto Legislativo Nº1057 son de naturaleza laboral y no administrativa, así refiere el Tribunal Constitucional en los fundamentos 20 y 47 de la mencionada sentencia, veámos:

"20. En consecuencia, el Tribunal Constitucional estima que –más allá de la denominación dada a los contratos suscritos bajo el marco del Decreto Legislativo N.º 1057, al pretender considerarlos como contratos administrativos de servicios–, los contratos suscritos bajo el marco del Decreto Legislativo N.º 1057 son de naturaleza laboral. En todo caso, lo que corresponde determinar, ahora, es si estos contratos están vinculados a un régimen laboral preexistente o si se trata de uno nuevo."

 "47. De modo que, a partir de la presente sentencia, el artículo 1º del Decreto Legislativo N.º 1057 debe ser interpretado de modo que toda actividad interpretativa hecha respecto del denominado “contrato administrativo de servicios”, deba entenderse que dicho contrato es propiamente un régimen “especial” de contratación laboral para el sector público, el mismo que como ya se ha expuesto, resulta compatible con el marco constitucional."


El segundo fallo en donde ha intervenido el Tribunal Constitucional sobre los llamados “CAS” es el recaído en el Expediente Nº03818-2009-AA/TC. Mediante sentencia de fecha 12 de Octubre del año 2010, el Tribunal Constitucional ha incursionado otra vez en el análisis e interpretación de estos contratos, esta vez se avocó al examen del Reglamento del CAS aprobado por Decreto Supremo Nº075-2008-PCM.

El Tribunal Constitucional ha procedido a declarar que la interpretación constitucional del numeral 13.3. del Decreto Supremo N.° 075-2008-PCM es la siguiente:

“Si el despido se produce por terminación injustificada, el empleador tiene la obligación de pagar automáticamente al trabajador la indemnización equivalente a las remuneraciones dejadas de percibir, hasta un importe máximo equivalente a dos meses. En caso de que el empleador no abone en forma automática la indemnización, el trabajador podrá interponer la demanda correspondiente.
Si el trabajador considera que no ha cometido la falta imputada que sustenta su despido o éste constituye una sanción desproporcionada, podrá interponer una demanda solicitando que se le abone una indemnización equivalente a las remuneraciones dejadas de percibir, hasta un importe máximo equivalente a dos (2) meses”.

El numeral 13.3 del Decreto Supremo N.° 075-2008-PCM, objeto de interpretación tiene como texto el siguiente:

“Cuando el contrato administrativo de servicios sea resuelto por la entidad pública, unilateralmente y sin mediar incumplimiento del contratado, el juez podrá aplicar una penalidad equivalente a las contraprestaciones dejadas de percibir, hasta un importe máximo equivalente a dos (2) meses”.

Ergo, nuevamente estamos ante un caso de una sentencia manipulativa que el Tribunal Constitucional hace uso sin justificar su empleo, esta vez ha “recreado” una norma. Como podrá apreciarse ya no se habla de “resolución” del contrato sino de “despido”. Se está pasando del Derecho Administrativo al Derecho Laboral. Este es el segundo embate que sufre el Régimen del CAS.

Lo paradójico de esta situación es que el CAS en su origen tuvo una filosofía que posteriormente la fue perdiendo, el Tribunal Constitucional le fue enmendando tímidamente la norma dictada por el Poder Ejecutivo, pero en ambos casos, la solución no es satisfactoria y el problema aún no se ha resuelto.

En conclusión:

Los CAS son de naturaleza laboral, por ende, todos los trabajadores que han celebrado esta clase de contratos tienen el amparo y protección de todas las normas tuitivas laborales.

No obstante, los CAS no promueven el “trabajo decente”, el nuevo paradigma que impulsa la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que comprende:

“01. Empleos de calidad y en cantidad suficiente.
02. Ingresos adecuados.
03. Seguridad en el empleo.
04. Con formación profesional continua y pertinente a la empleabilidad.
05. Con respeto a los derechos de los trabajadores.
06. Fortalecimiento sindical y negociación colectiva.
07. Con participación de los trabajadores en las decisiones de política económica y social.
08. Con diálogo social y tripartismo.
09. Con protección social en el empleo y en la sociedad.
10. En condiciones de libertad.
11. Con equidad para todos los miembros de la sociedad.
12. Con dignidad.” ([1])

La cuestión principal estriba en que el Estado sigue y continua siendo un mal empleador, no promueve dentro de su seno el empleo digno y decente con reconocimiento y respeto de los derechos laborales, sin embargo, de manera paradójica exige al sector privado el cumplimiento de las normas que él mismo incumple.

Así mismo, el actual gobierno ha abandonado el proceso de Reforma y Modernización del Estado no se atrevió a introducir las medidas necesarias para el fomento e instauración de la Carrera Administrativa, es decir, el Servicio Civil. En el país, ya no tenemos desde hace dos décadas servidores y funcionarios de carrera, para frustrar este proyecto y objetivo nacional se seguirán dictando normas como las del CAS y dándose una y miles de interpretaciones más.


[1] ESPINOZA, Malva. “Trabajo decente y protección social” Organización Internacional del Trabajo 2003, Primera edición Impreso en Chile 2003 p.6. En la única sesión a la que fui invitado por el SINATEMSS durante la negociación de su Pliego de Reclamo en el año 2010 con ESSALUD invoqué y fundamenté este punto de vista promovido por la OIT. Lamentablemente ni los dirigentes sindicales de aquella época ni los burócratas de ESSALUD encabezados por Felix Ortega entendieron esta postura justiciera e innovadora.

2 comentarios:

  1. el 1057 desde su creaciòn es incosnntitucional, los CAS representan un trabajo discriminatorio, indecente, inndigno y no encaja con el paradigma de la OIT, de este paradigma, el Dr. Ricardo Casas Senador a travès de las Sentencias en los expedientes- Nº 01699-2011 - Nº 01786 - Nº 01566-2011 - Nº 3741-2011, con criterio constitucional y respetando los convenios OIT, asì como los tratados internacionales, nos da una lecciòn desde el punto de vista constitucional en el paìs, por lo que, con respeto les invito a ingresar a nuestra web sindical - www.sinprotragobregpiura - y podràn evaluar dichos expedientes y comprueben lo expuesto y mi dicho.
    Màximo Vàsquez - Sec Organizacion - SINPROTRABGOBREG PIURA y-o visiten nuestra web y descarguen las sentencias de las que menciono en mi dicho, por favor haganlo y comenten. Seguimos en la lucha y defebsa de nuestros afiliados y de los peruanos varones y mujeres del Perù en defensa del derecho al trabajo digno, al fuero sindical, a la libertad sindical, etc.
    Màximo Vàsquez

    ResponderEliminar
  2. Amigo Máximo Godos:
    Estás completamente equivocado, si el Tribunal Constitucional dijo que los CAS son constitucionales pregunto ¿quién eres tú para decir lo contrario?

    ResponderEliminar

Lea las reglas:

Todos los comentarios serán leídos y evaluados previa y posteriormente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
- Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links no necesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links (para ello ve a la página de contacto).
- Ofensan personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.