martes, 7 de diciembre de 2010

SINAMSSOP LO HIZO, EL SINATEMSS…¡NO!

SINAMSSOP LO HIZO, EL SINATEMSS…¡NO!

 

MANOSLIB

El día 04 de Diciembre pasado, la oficina de Prensa y Comunicaciones del Sindicato Nacional Médico del Seguro Social del Perú SINAMSSOP, comunicaba a todos los trabajadores de ESSALUD y a la opinión pública, el éxito de la denuncia que había planteado contra ESSALUD ante la Dirección de Inspección del Trabajo del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo.


Esta organización sindical había solicitado ante las autoridades estatales el inicio de las investigaciones inspectivas contra ESSALUD, a fin de salvaguardar los derechos de los trabajadores que vienen laborando bajo la modalidad de Contrato de Trabajo temporales sujetos a modalidad y otros; con esta medida se beneficiarían a nivel nacional Médicos Cirujanos, Cirujanos Dentistas, Químicos Farmacéuticos, Enfermeras, Nutricionistas, Psicólogos, Tecnólogos Médicos y otros.

Desde esta columna felicitamos a los líderes sindicales del SINAMSSOP por haber tomado esta decisión en beneficio de sus afiliados cuyos efectos tutelares comprende a otros profesionales, incluyendo a los Tecnólogos Médicos.

 

Y sin embargo, cabe preguntarnos:

 

¿Qué hizo el Sindicato Nacional de Tecnólogos Médicos de la Seguridad Social, SINATEMSS?

¡NADA!

El 09 de Julio del 2010, presenté el Memorando Nº22-2010 dirigido al secretario general Licenciado TM Rhommel Freddy Díaz Rosado en donde recomendé una serie de acciones judiciales y administrativas en defensa de los colegas Tecnólogos Médicos y una de ellas, era precisamente, el de solicitar las inspecciones especiales ante el Ministerio de Trabajo, es decir, la misma acción que el SINAMSSOP ha planteado con valentía.

 

No recibí ninguna instrucción de parte de éste dirigente.

 

Díaz Rosado no tenía interés en iniciar ésta y otras acciones contra ESSALUD que había recomendado en mi condición de Asesor Legal del SINATEMSS cuyos documentos probatorios lo conservo en mi archivo; él y algunos otros llamados “dirigentes sindicales” mal aconsejados por terceros ajenos a la profesión de la Abogacía decidieron permanecer en la pasividad, indiferentes e insensibles ante el drama e incertidumbre que padecían sus afiliados a quienes conocí personalmente cuando se apersonaban a mi despacho para entregarme copias de sus contratos laborales para su examen y estudio.

 

El 04 de Agosto, día en que presenté mi último recibo de Honorarios Profesionales por motivo de la culminación de mi contrato de servicios, la secretaria al recibir este documento me preguntó:

 

-¿Nos deja Doctor?

Yo le contesté:

-Sí, aquí no quieren luchar y me voy a pelear a otra parte.

Lo que une entre un profesional de la Abogacía con su cliente es la Lealtad y la Confianza. Y eso se había perdido.

 

Así culminó mi breve estancia como Asesor Legal del SINATEMSS por el espacio de cuatro (04) meses -conforme lo estipulaba el contrato-; durante dicho lapso de tiempo los llamados “dirigentes sindicales” desoyeron mis recomendaciones (por temor, ignorancia u otros factores), sin embargo, por dignidad y principios éticos y profesionales decidí apartarme, no quise renovar el contrato. Cómodamente hubiese seguido percibiendo mis Honorarios a pesar de esta inmoral situación, pero no forma parte de mi carácter y la formación ética que mis padres me inculcaron.

1 comentario:

  1. ¡Vale! Doctor Zelaya usted es una persona valiente y honorable que defiende con honestidad sus principios

    ResponderEliminar

Lea las reglas:

Todos los comentarios serán leídos y evaluados previa y posteriormente.

Serán publicados aquellos comentarios que respeten las siguientes reglas:
- Su comentario debe estar relacionado al contenido del post.
- No se aceptan comentarios tipo SPAM.
- No incluya links no necesarios en el contenido de su comentario.
- Si quieres dejar la url de tu blog, hazlo utilizando la opción OpenID.
- La caja de comentarios no es el lugar para pedir intercambio de links (para ello ve a la página de contacto).
- Ofensan personales, amenazas o insultos NO serán permitidos.